Humanos a control remoto

Remote Control HumanAnda circulando por la red (SlashdotBoing BoingEngadget) un artículo de Forbes Remote-Controlled Humans que trata sobre un dispositivo que puede controlar remotamente a un humano.

Junto al artículo está un video donde se muestra a un técnico controlando remotamente la dirección de una joven.

¿Cómo funciona?

El humano a ser controlado debe llevar puesto un dispositivo de estimulación vestibular galvánica o GVS por sus siglas en inglés, el cual es activado remotamente por un operador. En cristiano esto quiere decir que usando corriente directa (DC) se estimulan los nervios vestibulares (ubicados en el oído interno) que son responsables de mantenernos en equilibrio.

Control Remoto

Técnicamente si se le puede llamar control remoto, pero dista mucho de dar órdenes complejas como «camina 20 pasos, gira a la derecha, abre la nevera, saca una cerveza, cierra la nevera, gira a la izquierda, camina 20 pasos, entrega la cerveza… repetir operación cada 15 minutos».

En realidad este dispositivo solo hace «perder el equilibrio» al usuario, y por consecuencia girar hacia un lado u otro.

Nada nuevo

De hecho el principio con el cual trabaja este aparato no es nada nuevo, existe una prueba médica para determinar si existe una alteración unilateral de la audición, se le llama Prueba de Babinski. Consiste en pasar una corriente eléctrica (DC) de un oído a otro, la cabeza gira del lado de la lesión.

Lo interesante

Lo interesante del dispositivo es que se le ha dotado de un control remoto. También de interés es la posibilidad de adaptar este aparato a un juego de video o simulador de vuelo, para dar al usuario sensación de vértigo. ¿Vértigo en un juego de video? ¡Nos quieren volver locos!

Otra utilidad de la que hablan en el artículo es la de prevenir colisiones. Un video muestra a un hombre caminando por la calle a punto de ser arrollado por una motocicleta, que luego a último minuto es conducida a un lado por un ángel guardián utilizando un control remoto.

A mi la idea de controlar seres humanos no me agrada mucho, me gusta más como para caballos. Imagínense controlar al caballo sin rienda, con un control tipo joystick en la silla. Los vaqueros no tienen muchos gadgets hasta donde yo se.

Vía: SlashdotBoing BoingEngadget.

Artículo completo en Forbes — Remote-Controlled Humans.

Leer completa…